Diseño de estrategias de distribución

11 junio 2019

Con los cambios en el comportamiento de compra, las empresas y/o proveedores logísticos han comenzado a enfocarse en responder  al ¿Cómo trasladamos nuestros productos? Esto nace con la necesidad de hacer de la estrategia de distribución logística un proceso más eficiente y es debido a su complejidad, que el desarrollo de estrategias de gestión de almacenes, red de distribución y optimización de entregas en la última milla es fundamental para garantizar la eficiencia operativa.

Antes de diseñar una buena estrategia de distribución, es importante conocer los elementos principales que integran la cadena de suministro, que usualmente se compone por:

  1. Centro de producción
  2. 3PL
  3. Punto de venta

El desarrollo de una buena estrategia, se inicia con el conocimiento y entendimiento de lo que hoy en día los consumidores están exigiendo, para después, en conjunto con todos los miembros,  diseñar la estrategia que les permita  mejorar la calidad del servicio y garantizar el éxito de las operaciones.

Obtener una ventaja estratégica, desde la relación con clientes leales, requiere de una verdadera diferenciación en la experiencia que ofreces. En muchos casos, esto incluye no solo tener grandes productos a precios competitivos, sino también depende de la calidad de tus entregas, un servicio personalizado y un nivel de respuesta y colaboración muy alto” Bain & Company”

Las empresas logísticas deben ser capaces de lograr visibilidad de toda la cadena de suministro, para realmente entender cuáles son los puntos fundamentales a cubrir en la estrategia de distribución.

Según la organización RLEC (Reverse Logistics Executives Council)  la actividad logística es:

El proceso de planificar, implementar y controlar eficientemente el flujo de materias primas, productos en curso, productos terminados y la información relacionada con ellos, desde el punto de origen hasta el punto de consumo, con el propósito de satisfacer los requerimientos del cliente.

Para lograr la satisfacción del cliente, es fundamental  entender cuáles son las necesidades de los consumidores como parte del servicio:

  1. Flexibilidad
  2. Costo
  3. Tiempo de entrega

La comunicación y la colaboración entre todos los involucrados dentro de la cadena de suministro, son fundamentales, así como la integración de herramientas tecnológicas que proporcionen las capacidades de monitoreo y  control  de la mercancía, desde la gestión del almacén, entregas y la percepción del cliente final. 

Teniendo en cuenta todos los elementos anteriores, se puede diseñar una estrategia adecuada a las necesidades reales  y actuales de los clientes, en función a la capacidad real de los socios  estratégicos logísticos, de cumplir las expectativas. El proceso de planeación y ejecución de la estrategia adecuada, puede lograr disminuir los costos, optimizar la gestión de la operación y aumentar la satisfacción del cliente. 

 

Compartir
  • Escribe un comentario

    Traductor