La impresión 3D en la logística

8 julio 2019

La impresión 3D es una tecnología que comprende un grupo de técnicas de fabricación por adición, en las que el objeto que va a ser reproducido de forma tridimensional, es producido a través de un sistema de superposición, en el que se van añadiendo capas de material de forma sucesiva y se va componiendo el objeto en cuestión.

La impresión no es algo nuevo; uno de los primeros métodos se desarrolló a finales de los 70 patentándose en 1984.

Implicaciones de la impresión 3D en la logística:

  1. La personalización masiva de los productos, lo que implica una gran reducción en los niveles de inventario.

  1. Aparición de un importante sector en la industria logística, relacionado con el almacenamiento y el movimiento de las materias primas que alimentan a las impresoras 3D.

  1. Reducir la complejidad en los procesos de fabricación, con ventajas adicionales sobre las técnicas de producción convencionales.

El mercado 3D crecerá rápidamente en los próximos años, no se prevé que esta producción sustituya a la producción en masa, sino que más bien se convertirá en un proceso complementario; aunque sí obligará a redefinir las actuales estrategias de fabricación y de la cadena de suministro de las empresas.

Compartir
  • Escribe un comentario

    Traductor