Las demandas elásticas e inelástica

4 junio 2019

En el punto de venta todo es importante y todo debe ser controlado y analizado, hay que tener presente la demanda elástica y la demanda inelástica, ya que afectan a la venta. Un producto de demanda elástica es aquel en el que su cifra de venta o de compra es muy sensible al precio. Cuando su demanda es poco sensible al precio, es inelástica.

Si el precio no es el factor decisivo en la compra, habrá que hacer énfasis en otros factores que afectan directamente, como el plazo de servicio, servicio pos-venta, etc. Cuando el precio es el valor principal, no hay otra solución que competir en precios principalmente.

Relacionado con la elasticidad y la inelasticidad, podemos hablar también sobre la ley de la oferta y la ley de la demanda (de Antoine Agustin y Alfred Marshall), que también nos afecta y debemos tenerla siempre en mente. Su teoría nos dice: en un mercado libre, la cantidad de productos ofrecidos y la cantidad de productos demandados, dependerá del precio de mercado del producto. La Ley de la Oferta es directamente proporcional al precio: cuanto más alto es el precio del artículo, más unidades estarán disponibles para los consumidores. La Ley de la Demanda es, al contrario, inversamente proporcional al precio: cuanto más alto es el precio, menos demandan los consumidores. Por lo tanto, la oferta y la demanda hacen variar el precio de los productos o servicios y debemos añadir otros aspectos que también nos inciden cuando fijamos un precio, ya que los márgenes directos o lineales no siempre son los adecuados.

Debemos tener la mayor cantidad de puntos favorables y visibles para que nuestros clientes piensen en nosotros. Entre estos puntos está el adecuar los precios y la oferta a los momentos y situaciones que el mercado nos demanda y debemos atender.     

Compartir
  • Escribe un comentario

    Traductor